Navigation Menu+

Aislamiento térmico en la rehabilitación de fachadas

Posted on Feb 5, 2013 in ARTÍCULOS FIRMADOS | 0 comments

Clara Ramoneda

ARQUITECTA TÉCNICA

Aislamiento térmico en la rehabilitación de fachadas

Ya hablé de la responsabilidad que se le otorga a la envolvente, una es la mejora de la eficiencia energética del edificio, entre otros aspectos. En el artículo “La piel del edificio: La Fachada” me centré en los aspectos y tratamientos que se le deben dar a la fachada según parámetros bioclimáticos, como puede ser el clima y la orientación. En este post me quiero centrar en el papel del aislamiento térmico en la rehabilitación energética:
1. Definición de aislamiento térmico
2. Características intrínsecas del material
3. Clasificación de los aislamientos
4. Aislamiento térmico en edificios existentes: Rehabilitación energética
5. Sistemas de aislamiento térmico en edificios existentes
6. Puntos críticos: Ventanas
1. Definición de aislamiento térmico:
Entendemos como aislamiento térmico aquel material que tiene como función limitar o dificultar la transmisión de energía calorífica entre dos ambientes. Evidentemente no todos los materiales pueden conseguir este reto.Antiguamente, cuando la industria no estaba tan avanzada, el aislamiento se conseguía con volumen de masa y se buscaba la discontinuidad del material con otros materiales. Se consideran como materiales aislantes todos aquellos que presentan simultáneamente una conductividad térmica inferior a 0.060 W / m • K y una resistencia térmica superior a 0,25 m2 • K / W.Los materiales aislantes siempre contienen bases de aire u otros gases en espacios muy pequeños sin comunicarse entre ellos, ya que la conductividad térmica * del aire es más baja que la del material y favorece de este modo sus cualidades como aislamiento térmico. Por esta razón, se pueden utilizar como aislamiento térmico materiales porosos o fibrosos, capaces de inmovilizar el aire confinado en el interior de celdas más o menos estancas.
2. Características intrínsecas:
· * (λ) Conductividad térmica: (W / mK) Se define como la cantidad de calor que atraviesa un material de superficie y espesor unitarios cuando la diferencia de temperatura entre sus caras es de una unidad en una unidad de tiempo. Se considera material aislante térmicamente cuando la λ <0.06 W / mK. En general todos los aislamientos térmicos del mercado se encuentran con un 0.03 <λ <0.05 W / mK.

(grafico de “Estudi tecnològic dels aïllaments tèrmics a Catalunya en l’àmbitde l’edificació (ICAEN)”)

(grafico de “Estudi tecnològic dels aïllaments tèrmics a Catalunya en l’àmbit
de l’edificació (ICAEN)”)

· (R) Resistencia térmica: (m2 K / w) Se define como la dificultad que presenta un producto de un grosor determinado en dejar pasar el calor en condiciones unitarias de superficie, diferencia de temperatura y tiempo. Es el resultado del cociente entre grosor de los materiales y conductividad térmica del material. El concepto de resistencia térmica es fundamental ya que indica de forma precisa la cantidad de aislamiento que aporta un producto a un elemento constructivo.

· (ρ) Densidad: (kg/m3) es la cantidad de materia que hay por unidad de volumen.

· Absorción agua: en general si un material absorbe agua suelen verse alteradas sus propiedades intrínsecas. Con los aislamientos también pasa, en particular con los aislamientos de célula abierta (lana mineral, etc.) la absorción de agua les hace perder sus propiedades aislantes. Por este motivo este tipo el aislamiento se instalan en el interior del edificio.

Grafico de l'Agenda de la Construcció)

Grafico de l’Agenda de la Construcció)

3. Clasificación de los aislamientos:
Los materiales aislantes se pueden clasificar según su naturaleza (procedencia) o bien según su proceso de fabricación:

A) Según la naturaleza
A.1) Orgánicos
A.2) Inorgánicos
B) Según proceso de fabricación
B.1) Naturales
B.2) Sintéticos

4. Aislamiento térmico en edificios existentes:
En rehabilitación energética a menudo se comete el error de empezar a mejorar la eficiencia energética a partir de los sistemas activos, esta actuación es errónea. El primer paso debe ser la reducción de la demanda, ya que si lo hacemos al revés (1º aumentamos la eficiencia y 2º reducimos la demanda) los sistemas activos se encontrarán sobredimensionados y por tanto será una inversión ineficiente.

¿Cuáles son las ventajas de invertir en la instalación de aislamiento térmico en edificios existentes?
· Reducción de la demanda energética
· Como estamos reduciendo la transmisión de calor de la envolvente del edificio, los sistemas activos de climatización necesitarán consumir menos para satisfacer nuestras necesidades.
· Mejora el confort térmico en el interior de la vivienda,
· Mejora el confort acústico en el interior de la vivienda

5. Sistemas de aislamiento térmico en edificios existentes
Debido a la variedad de tipologías de edificaciones existentes que tenemos, hay que estudiar particularmente en cada caso qué técnica se utilizará. Por ejemplo, es evidente que no se puede tratar de la misma manera un edificio con una fachada con valor arquitectónico que una fachada sin valor artístico.

La aplicación de una técnica u otra puede venir marcado por:
· Tipología fachada existente: valor arquitectónico? / cámara de aire ya existente? / Aislamiento existente?
· Normativa urbanística
· etc.

Previamente a cualquier decisión es recomendable conocer en profundidad en qué caso nos encontramos. Hay que situar los puentes térmicos, valorar el potencial del aislamiento existente en caso de que tenga etc. para ver y estudiar todos estos parámetros se recomienda hacer un estudio termográfico.

· Aislar por el exterior: Esta podríamos decir que es la solución que elimina los importantes puentes térmicos (por ejemplo cantos de forjado) y aumenta la inercia térmica de la fachada. Por el contrario es la solución en que en pocos casos se podrá llevar a cabo (por tipología de fachada, normas urbanísticas etc.). En esta solución, se reduce la elección del material aislante ya que será para exterior, la solución definitiva de la fachada suele pasar por una fachada ventilada. Habrá que tener en cuenta la barrera de vapor en la cara caliente del aislamiento, donde se ve el cambio de temperatura.

· Aislar por el interior: En esta solución no se puede decir que se eliminen los puentes térmico, ya que el aislamiento no pasa por canto del forjado, en esta situación se recomienda que el aislamiento se coloque en la vertical de la fachada pero devolviendo unos cm por las paredes perpendiculares a la fachada, así evitamos el puente térmico tan directo. Puede ser interesante esta solución cuando no hablamos en la totalidad del edificio, si no de una vivienda en concreta. Se tendrá que tener en cuenta la barrera de vapor en la cara caliente del aislamiento, donde se ve el cambio de temperatura.

· Aislamiento en cámara de aire: Esta solución se está aplicando a menudo, ya que es la que tiene menos coste económico añadido y mejora sustancialmente la calidad térmica de la fachada, es una técnica por inyección. Hay que decir que tampoco soluciona los puentes térmicos a través del canto del forjado. Evidentemente sólo se podrá realizar esta solución cuando tengamos cámara de aire desde el origen. Habrá que tener en cuenta la barrera de vapor en la cara caliente del aislamiento, donde se ve el cambio de temperatura.36. Puntos críticos: Ventanas
Uno de los puntos energéticamente más vulnerables de la fachada son las ventanas. Estos elementos son difíciles de tratar por la cantidad de prestaciones que nos ofrecen:
1. Entrada de luz
2. Visibilidad
3. Ventilación
4. Protección de la radiación solar (en verano)
5. Estanqueidad
6. Aislamiento

Para permitir estas prestaciones será necesario:
1. Controlar las infiltraciones de aire: mediante ribetes, siliconas, o bien cambiando la carpintería por una más estanca.

2. Reducción del coeficiente de transmitáncia térmica: colocación de doble vidrio con cámara, hay que decir que esta acción no tendrá su máxima eficacia si no se tiene en cuenta el conjunto de la ventana, ya que la carpintería deberá ser del nivel de estanqueidad que ofrecen el doble cristal y evitar los puentes térmicos. Otra solución podría ser la instalación de una doble ventana, o cortinas.

3. Control de las ganancias por radiación solar: con la vegetación, como árboles de hoja caduca, se puede conseguir un muy buen resultado y natural. Otra actuación puede ser la instalación de toldos y / o persianas.
Aparte de las ventanas, hay que tratar cuidadosamente los elementos que las forman: La persiana es un detalle que casi no se tiene en cuenta y produce el típico puente térmico que podría tratarse sin problemas. Pero en la obra pocas veces se aísla debidamente. En todos los saliente o entrante de una fachada o cubierta se debe ser crítico y se tiene que realizar un buen análisis ya que si no serán puentes térmicos o entradas de agua.

Bibliografía consultada:
l’Agenda de la Construcció
Estudi tecnològic dels aïllaments tèrmics a Catalunya en l’àmbit de l’edificació
(ICAEN)

CLARA RAMONEDA
Arquitecta Técnica
www.clararamoneda .com

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *