Navigation Menu+

¿Aislar en verano? ¡Sin duda!

Posted on May 12, 2014 in SOSTENIBILIDAD | 0 comments

Eulàlia Figuerola

ARQUITECTO

Cap de projectes a ENZIM

¿Aislar en verano? ¡Sin duda!

Como sociedad siempre hemos buscado el confort térmico en nuestras viviendas. Se admite que la temperatura adecuada o más cómoda en invierno está entre los 19 y los 21º, suficiente para la mayoría de las personas, y por las noches estaría entre los 15 y 17ºC. En verano esta temperatura está en torno a los 26º.

¿Están nuestros hogares preparados para mantenernos dentro de esta temperatura de confort ahora que llega el verano? La respuesta debería ser sí, aunque esto no es del todo cierto en la mayoría de las viviendas actuales. Es por ello que tendemos a instalar “gadgets” en ellas,  aparatos cada vez más sofisticados de aire acondicionado que nos permitan alcanzar nuestro objetivo particular de confort. Y con la instalación y puesta en marcha de estos gastamos una energía que después debemos pagar, producimos una parte importante de las emisiones de CO2 que se asocian al sector residencial y además, sabemos que es una solución temporal, pues estos tienen un ciclo de vida determinado, además de un mantenimiento regular.

¿Qué nos impide buscar un sistema que nos permita alcanzar el confort térmico que sea sostenible y efectivo desde hoy y que, además, nos aporte ventajas a corto, medio y largo plazo? 

Aislar en verano

La respuesta a esta pregunta es “nada nos lo impide”, ya que tenemos al alcance de nuestra mano la solución:  La introducción de aislamiento en nuestras viviendas, como SUPAFIL 034 de Knauf Insulation, que nos proporciona muchos beneficios, además de un concepto que las tipologías constructivas antiguas ya utilizaban: la inercia, es decir, la cantidad de calor que puede conservar un cuerpo y la velocidad con que la cede o la absorbe de su entorno.

Insuflar  Supafil 034 en fachadas incrementa la inercia térmica de estas, proveyéndolas de esta propiedad importantísima. Los edificios pierden o ganan calor a través  de sus cerramientos, y el aislamiento aumenta la capacidad de estos de mantener y regular el flujo de calor que entra o sale de ellos. Cuanta  más inercia tenga un cerramiento, más estable conservará la temperatura interior de la vivienda.

En verano, dónde la temperatura exterior es mayor que la temperatura interior de confort, nos ayuda a regular de manera efectiva la entrada de calor durante el día , acumulándolo en su interior sin cederlo en las horas más cálidas, pero disipándolo durante las horas más frías de la noche, pudiendo alcanzar la temperatura de confort interior mucho más fácilmente.

De esta forma, un buen aislamiento también en verano, reduce al mínimo los costes de climatización de la casa, reduciendo a su vez,  el consumo de energía que según estudios recientes viene a suponer aproximadamente entre un tercio y la mitad del total del consumo de energía de los hogares. Esta reducción de energía necesaria se traduce en una factura eléctrica menor  durante todo el año y a menores emisiones de CO2 a la atmósfera. I si además añadimos que Supafil 034 es un aislamiento de lana mineral natural con propiedades no contaminantes para la salud, ayudamos a preservar el medio ambiente.

Otras propiedades que debemos tener en cuenta es su resistencia a la humedad y al fuego y sus propiedades acústicas, además de su sistema de aplicación, que es económico, rápido y fácil, sin producir molestias a los habitantes de las viviendas.

En conclusión, teniendo en cuenta que los meses cálidos suponen una tercera parte del año, no tiene sentido esperar a aislar nuestros hogares durante los meses más fríos, ya que podemos obtener el confort térmico interior de nuestros hogares desde este preciso momento, beneficiando a nuestra salud y calidad de vida desde los meses más calurosos a los más fríos del año.

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *