Navigation Menu+

La Economía Circular ya es una realidad

Posted on Mar 21, 2019 in Sin categoría | 0 comments

Eulalia Figuerola

Arquitecta Delegada de Catalunya de GBCe y experta en Economía Circular

«Debemos analizar y trabajar en los diferentes vectores que abarcan todo el ciclo de vida»

logo-in  Linkedin Eulalia Figuerola

 

 

Hace tiempo que escuchamos el término «Economía Circular», éste término se trabaja en diferentes sectores, hoy nos centraremos en el sector de la edificación.

El 2 de diciembre de 2015, la Comisión Europea aprobó el llamado “Paquete de economía circular”.  Desde el Grupo de Trabajo GT-6 del Congreso Nacional del Medio Ambiente 2018 (Fundación CONAMA) se han redactado unas pautas para garantizar un crecimiento sostenible en la UE mediante la utilización de los recursos de una manera más inteligente y sostenible. Es evidente que el modelo lineal de crecimiento económico en el que confiábamos en el pasado no se ajusta ya a las necesidades de las modernas sociedades actuales en un mundo globalizado.

 En éste contexto vemos muy interesante hablar con Eulalia Figuerola Arquitecta Delegada de Catalunya de GBCe y experta en Economía Circular.

Antes de entrar en la especificación concreta de la Economía Circular en la edificación, es necesario conocer su origen y en respuesta de que aparece el concepto. Eulalia nos pone en contexto:

El término “Economía circular” se usó por primera vez en la literatura occidental en 1980 para describir un sistema cerrado de interacciones entre economía y medioambiente.

El primer documento en que encontramos conceptos que se refieren a lo que ahora entendemos como economía circular  es el famoso “Los límites del crecimiento”, encargado en 1972 por el Club de Roma al prestigioso Massachusetts Institute of Technology (MIT). Su principal mensaje era que el agotamiento de recursos vitales y la contaminación a escala global representaban un gran riesgo para la economía global.

Así pues, desde hace muchos años sabíamos que estábamos sobrepasando los límites del planeta, pero solamente la crisis que se produjo en 2009 nos ha hecho reaccionar. Desde entonces, la idea de la economía circular emerge con fuerza como un nuevo paradigma frente a las triples crisis: económica, ambiental y social. Según la Ellen MacArthur Foundation

  1. Preservar y mejorar el capital natural a través del control de las fuentes de recursos finitas y equilibrando los flujos de recursos renovables.
  2. Optimizar el rendimiento de los recursos cerrando al máximo el ciclo de productos, componentes y materiales, de la forma más eficiente.
  3. Fomentar un sistema eficiente, poniendo de manifiesto y minimizando los impactos negativos.

¿En el sector de la edificación cuales son los vectores en los que se plantea trabajar o en los que se está trabajando? ¿Se centra en los residuos o abarca todo «el ciclo de vida»?

Para integrar el concepto de Economía Circular en el sector de la edificación debemos extender el alcance de nuestra actividad productiva más allá del propio edificio: distinguiendo además de los edificios, los productos de construcción y el urbanismo.

En todos estos ámbitos, debemos analizar y trabajar en los diferentes vectores que abarcan todo el ciclo de vida.  En GBCe proponemos una visión global de la Economía Circular, alineada con el enfoque de la Unión Europea, que incluya todos los flujos vinculados a la edificación, como son los recursos naturales y residuos materiales, el suelo, el agua, el aire limpio y la energía.

 ¿Crees que incluye la fase de uso del edificio?

Si, hablamos de la fase de uso del edificio. Los usuarios son agentes importantes en poder alcanzar el concepto de economía circular.

En este caso se prevé incidir en distintos aspectos que van des de la reducción de demanda y consumo energético o potenciar el mantenimiento de los edificios. Otros aspectos, como puede ser la flexibilidad de usos de los edificios, inciden en parte en esta fase, aunque dependen en parte de la fase de diseño.

Eulalia defiende la importancia de atacar nuestro objetivo desde la fase de diseño, siendo éste el óptimo para conseguir los objetivos de la economía circular.

Se manifiesta la necesidad de cambio de implicación en los actores. ¿Cómo fabricantes cuales serán los cambios planteados? y ¿Como profesionales participantes en el sector?

Es imprescindible la implicación de los distintos actores para alcanzar los objetivos. Un reto común de todos ellos (inclusive administración pública) es que la propia sociedad sea la que demande estrategias urbanas, edificios y productos que puedan ser integrados y considerados como circulares.  Cuando haya demanda, los cambios planteados seguro que serán más fáciles de alcanzar.

Desde GBCe ¿Cómo visualizáis el futuro próximo? ¿Estamos preparados?

El futuro próximo entendemos que debe ser un avance en este sentido. No tenemos mucho tiempo para perder y si debemos actuar urgentemente implementando políticas y acciones que ayuden a la movilización del sector.

No todo es negativo. El sector de la edificación se está transformando en muchos aspectos y tecnológicamente esto puede crear un contexto favorable para el fomento de la Economía Circular en la edificación: fenómenos como BIM y Net Zero Energy Buildings (NZEB) son muestras de que existe una dinámica hacia una mayor eficiencia en la edificación.

Si queréis profundizar en todos estos aspectos os recomendamos el manifiesto de lanzó  GBCe en el año 2017  que detecta barreras y oportunidades en cada uno de los ámbitos (urbanismo, edificios, productos).

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *