Navigation Menu+

Estudio del usuario de EECN-pasivos

Posted on Abr 19, 2018 in ARTÍCULOS FIRMADOS | 0 comments

Clara Ramoneda

ARQUITECTA TÉCNICA

Estudio Passivhaus: Estudio del usuario de EECN-pasivos

Hoy os queremos presentar algunos datos extraídos del estudio del usuario de edificios de consumo casi nulo-pasivos. Datos que reflejan cómo utilizamos nuestras viviendas y cómo podemos actuar para mejorar nuestro confort.

Hemos tenido la oportunidad de entrevistar a Luis Martínez, socio- director de PassivhausConsulting, uno de los impulsores del estudio. Martínez nos explica la motivación del estudio y el cambio del papel del usuario en los nuevos edificios de energía casi nulo (de ahora en adelante EECN)

“La inquietud que supone una cosa tan simple como preguntar al usuario. La interrogación acerca de “sí, esto del EECN está muy bien, pero ¿Alguien preguntó a la gente?”.  El EECN requiere la revisión de una premisa básica: hasta ahora, el usuario era quien ayudaba a su casa a que esta le proporcionara un mínimo de confort, la casa sola no podía. Había que gastar energía, reformar, manipularla constantemente, etc. Con el EECN, esto tiene que pasar a la historia, al menos en su versión de edificio ruinoso, aunque tenga pocos años de vida.”

 

El estudio ha considerado como hipótesis de partida el EECN diseñado y construido según el Estándar Passivhaus, el cual exige al usuario nuevos hábitos energéticos y de uso. Esto produce un efecto transformador sobre las prácticas habituales o convencionales que tenemos interiorizadas tal y como lo define la Directiva 2012/27/UE del Parlamento Europeo y del Consejo en la definición de mejora de la eficiencia energética al cambio/adaptación del comportamiento del usuario.

A través de encuestas hemos obtenido un dibujo del perfil de usuario actual.

A las preguntas de relación casa-confort-salud se observa un factor curioso, es en las respuestas de las siguientes preguntas:

¿Qué es lo que influye en su casa para que no tenga confort? En segunda opción figura la falta de aislamiento en las paredes, muros o techos.

Pero cuando se pregunta cuáles son las reacciones bajo las cuales el usuario ajustará o intentará adaptar su comportamiento la rehabilitación queda en octava posición, después de intervención en ventanas, control solar iluminación etc.

Frente a estas respuestas podemos deducir que el usuario es consciente que la rehabilitación, y con ella el aislamiento del envolvente, es básico para el confort pero ¿sigue siendo una inversión difícil de afrontar? El estudio pone de manifiesto que el usuario no identifica con claridad el papel fundamental que el aislamiento tiene en verano, su operación activa el calor.

¿Indicador de falta de pedagogía en la temática?

Cuando pasamos a hablar de la relación coste-beneficio, es interesante destacar que los usuarios acostumbran a intervenir en elementos visibles y de respuesta rápida. A diferencia de su acción con el aislamiento con el que tienen un comportamiento no adaptativo. Es por este motivo que el aislamiento está ante el reto de encontrar la vía de llegar al usuario por el camino de la financiación y sensibilización.

Luís explica “Al aislamiento hay que hacerlo “hablar”. Este es el reto. Y no es fácil. El elemento mejor aislado de nuestra casa es el frigorífico. Con todo, nuestra idea acerca de este electrodoméstico -¡tan familiar¡- es que conserva el frio de modo activo –consumiendo-. Nos cuesta mucho más entender que, si lo conserva, también es porque está bien aislado. Hoy, técnicas como la termografía ya hacen hablar “en colores” al aislamiento.

Por otro lado, diría que hay que buscar nuevas metáforas para comunicar el aislamiento en una casa. Indagar en su sentido corpóreo, sensible y qué tipo de intercambio produce. Al paso que van los edificios camino del territorio ciber-físico -de que casa y no-casa se conecten-, los aislamientos tienen una oportunidad. Igual que el gesto de abrir una ventana ha llegado a ser, también, símbolo de libertad, apertura, es decir, no solo girar una manilla.

La idea de protección, que se usa con frecuencia para referir al aislamiento,repite el esquema del frigorífico. No sitúa al aislamiento en primer lugar, en el foco. Así, incentiva poco al usuario para actuar sobre él, invertir y mejorarlo.”

Mantener nuestra vivienda en unas condiciones confortables tiene asociado un coste directo en consumo energético el que ha aumentado considerablemente estos últimos años. En las encuestas realizadas el “coste del recibo” aparece en cuarto lugar de cinco opciones cuando se pregunta por el factor dinero y falta de confort. Martínez afirma que es un factor limitante serio Y que, siéndolo, en lo poco que puede invertir en mejorar el comportamiento energético de su casa, tiene, además, dificultades para identificar donde intervenir para obtener el máximo de mejora con el mínimo de inversión.  La relación coste-beneficio de la inversión presenta dudas al usuario. Aquí es donde el estudio indica que los ejemplos a seguir o las acciones institucionales, van por detrás. La tecnología algo menos y, el usuario, sólo tienen su propia experiencia para decidir, la cual es limitada y opera bajo ensayo/error.

Teniendo una imagen del perfil de usuario actual nos preguntamos:

¿Estamos preparados para recibir a los nuevos edificios pasivos? ¿Podemos afirmar que se tienen más conocimiento de los EECN en países en climas extremos que en climas templados?

“Si nos referimos a cómo y por donde han evolucionado los EECN, digamos que sí. Siempre que por extremo entendamos frío porque en los climas extremos vive muy poca gente. Esto tiene su propia explicación histórica y no está libre de polémicas.  En todo caso, el EECN es una creación técnico-administrativa que iguala a los miembros de la Unión Europea en un lenguaje común y con cada edificio en su clima. El impacto económico es muy relevante también. Una de las cuestiones que quedaban fuera de esta lógica era el usuario y este estudio, precisamente, a pregunta por cómo encaja el usuario en ella.”Expone Martínez

Des del sector de la construcción han sido pocas las veces que se ha puesto “el usuario” en el centro ignorando su papel activo en el funcionamiento energético del edificio. En el contexto de cambio actual, tenemos la oportunidad de incorporar este aspecto en el proceso constructivo de nuestras viviendas. Este estudio es un primer paso en esta dirección.

Regístrese para Download Estudio Passivhaus

RRSS de PASSIVHAUS CONSULTORES

FACEBOOK: https://www.facebook.com/passivhausconsultores

TWITTER: @PassivhausCons1

 

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *