Navigation Menu+

Pobreza Energética en España

Posted on Jun 21, 2018 in NOTICIAS | 0 comments

Clara Ramoneda

ARQUITECTA TÉCNICA ESPECIALISTA EN GESTIÓN ENERGÉTICA

Hacia un sistema de indicadores y una estrategia de actuación estatal

 

En anteriores artículos hemos hablado de la situación de pobreza energética que sufren numerosas familias en nuestro país. Hoy queremos actualizar los datos a través del nuevo informe (el 4º des de 2012) que presenta ACA ambientales.

El nuevo estudio evidencia que al menos 900.000 personas sufrieron desconexiones de suministro en 2016, ante esta cifra des de ACA se recomienda priorizar las medidas estructurales como la rehabilitación energética de edificios o la mejora de la información y formación de la ciudadanía para su empoderamiento, en paralelo al desarrollo de medidas paliativas.

Con estas medidas se podría reducir el porcentaje del 15% de población residente en España que sufre temperaturas inadecuadas en la vivienda o retraso en el pago de recibo de suministros y/o alquileres/hipotecas, considerando ambos gastos, básicos para vivir dignamente.

¿Cuál es la situación actual? ¿En base a qué indicadores se analiza los niveles de vulnerabilidad energética? ¿Son indicadores aislados o se solapan entre ellos? En la tabla que nos presenta ACA podemos dar respuesta a nuestras preguntas.

Observamos que existe un gran número de personas que están viviendo en viviendas con temperaturas inadecuadas, aspecto que nos pone de manifiesto la necesidad de rehabilitar el parque de viviendas existente. Cuando varios indicadores coinciden en una misma familia aumenta su vulnerabilidad, pudiendo llegar a niveles severos de vulnerabilidad cuando viven en temperaturas inadecuadas, tienen dos o más retrasos en el pago de recibos y han tenido desconexión del suministro.

La existencia de diferentes grados de vulnerabilidad ante un problema multifacético conlleva estudiar diferentes soluciones. En este post nos centraremos en exponer las medidas presentadas en el informe en el ámbito de las viviendas, ya que es el sector en el que intervenimos directamente.

Hasta 1,5 millones de personas en España tenían un gasto excesivo en energía y aun así se declaran incapaces de mantener su vivienda a una temperatura adecuada en invierno.

El solape de estos dos indicadores nos pone de manifiesto la necesidad de intervenir en la vivienda, con medidas de rehabilitación energética en el parque existente. A diferencia del grupo formado por aquellos con bajo gasto y retrasos en los recibos, formado por 700.000 personas, que dibuja un colectivo más vulnerable en el que las medidas estructurales deben acompañarse con un apoyo al pago de las facturas.

Se propone desarrollar políticas de mejora de la edificación como estrategia de adaptación al cambio climático y prevención de la vulnerabilidad energética de los hogares. Las previsiones climáticas indican que en un futuro próximo se extremaran los climas, aumentando las olas de calor y de frío, esto provocará la necesidad de incrementar el uso de sistemas activos (refrigeración y calefacción) lo que podrá tener consecuencias en términos de vulnerabilidad energética en una parte de las personas que residen en España, dado el importante peso que tiene la climatización en el consumo energético de los hogares. Esta situación nos marca la necesidad de invertir en el parque existente de edificios en la misma línea que se realiza en obra nueva, contribuyendo de esta forma al cumplimiento de compromisos ambientales y a las estrategias de adaptación al cambio climático, que desde un enfoque más social, contribuiremos a reducir la vulnerabilidad energética de la ciudadanía.

Las medidas que se propone en el informe son las siguientes:

Este informe evidencia, una vez más, la urgencia de aplicación de medidas para apaliar la pobreza energética y minimizar el impacto de la edificación en el cambio climático. Y es interesante remarcar que cómo indican los datos, no podemos exigir a las familias que viven en una situación de vulnerabilidad energética que ahorren en energía, al contrario, tendríamos que poder recomendar a estas familias que aumentasen su consumo para poder garantizar su confort en su vivienda. Somos las familias que vivimos en una situación de confort las que estamos obligadas a realizar un consumo eficiente de los recursos energéticos de nuestras viviendas, se lo debemos al medio ambiente.

Os recomendamos leer el interesante informe Pobreza Energética en España Hacia un sistema de indicadores y una estrategia de actuación estatal

Con nuestros diseños y nuestras construcciones tenemos en nuestras manos la posibilidad de mejorar las vidas de las personas pudiendo vivir en confort en sus hogares.

REDES SOCIALES

Twitter

Website

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *