Navigation Menu+

Torre Iberdrola – Certificado BREEAM en la práctica

Posted on Feb 5, 2019 in CASOS REALES | 0 comments

Clara Ramoneda

ARQUITECTA TÉCNICA

Trabajar en un edificio con altos niveles de confort proporciona mejor salud física y psíquica en las personas trabajadoras, asimismo proporciona calidad de vida. Este es uno de los motivos que tienen los promotores para invertir en sellos medio ambientales que evalúan y promocionan estas calidades.

Estudios realizados en los últimos años han demostrado que incorporar criterios de sostenibilidad en los edificios de nueva construcción o existentes puede significar costes adicionales menores a un 2%, costes que además serán amortizados en tan sólo 2 – 5 años, a través del ahorro energético, disminución del absentismo y aumento del rendimiento de los ocupantes.

Hoy hablaremos del sello de sostenibilidad británico BREEAM, es un sello que se adapta a la normativa del país. Un edificio certificado puede reducir en un 7.5% los gastos de funcionamiento y mantenimiento, asegura un estudio de Mc Graw-Hill Construction.

Hemos podido hablar con Amalia Roca del Departamento técnico y calidad en Isolana para que nos explique su trabajo como certificadores BREEAM y en particular en el proyecto Torre Iberdrola situada en la Zona Franca de Barcelona, edificio destinado a oficinas con una superficie 20.285,81m2.

¿Cómo se consiguen estos resultados?

Para poder maximizar los ahorros y una buena construcción se tiene que trabajar en la certificación desde la fase Proyecto. En la Torre Iberdrola se han realizado cálculos de Life Cycle Cost (LCC o ACV), que han dado como resultado diferentes visiones de diseño. Estos resultados han sido claves para la implantación de los sistemas constructivos ejecutados y diseñados.

El confort interior ha sido una de los puntos claves en el diseño del edificio tanto en la fase de construcción como en la fase de ocupación y explotación.

  • Se ha analizado mediante herramientas de simulación térmica la optimización del confort térmico interior, obteniendo unos resultados sobresalientes gracias a la correcta zonificación térmica del edificio.
  • Se ha realizado mediciones “in situ” de la contaminación del aire por materiales internos y contaminación externa.
  • Se ha optimizado el aislamiento acústico del edificio, tanto por análisis previos, como por la mejora de los índices acústicos exigibles por la normativa española (CTE-DB HR).
  • Está prevista la realización de encuestas a los usuarios del edificio en cuanto a la satisfacción del confort en el interior del edificio.

Se han conseguido ahorros energéticos del 66% respeto de un edificio de referencia, consiguiendo una calificación A. El edificio tiene un consumo de energía primaria anual de 95,30kWh/(m2año) y una emisión de CO2 anual de 23.50kgCO2/(m2año).

Un dato interesante es que durante el uso del edificio se pueda tener constancia de su consumo separado por usos. Se han instalado contadores auxiliares discriminando tanto los usos energéticos como los diferentes usuarios finales que puedan ocupar el edificio en el futuro (previsión de futuro).

Se ha desarrollado un Estudio de Viabilidad de Tecnologías bajas en carbono o Carbono cero a implementar en el edificio, cuyo resultado ha sido la conexión energética al Distric Heat&Cooling ECOENERGIES, que suministra energía térmica gracias a una red de tuberías que suministra la energía térmica desde sus 3 centrales de producción hasta los edificios conectados de los clientes.

Se han instalado sistemas de detección de fugas para el control del consumo de agua del edificio, lo que permite reducir el consumo de agua potable mediante la prescripción de sanitarios y griferías de bajo consumo.

En este proyecto se ha trabajado en la envolvente del edificio para trabajar aspectos de Salud y Bienestar. Uno aspecto básico en edificios de oficinas y también en residencial.  Es la necesidad de trabajar con luz natural, una opción es diseñar una fachada con aberturas estudiadas y optimizadas minorando el máximo posible los puentes térmicos que comportan así como facilitando el máximo la entrada de luz natural. En la Torre Iberdrola se ha optado para la ejecución de un muro cortina apostando por confort lumínico y de vistas al exterior.

  • Aislamiento utilizado

Se ha optimizado el aislamiento acústico del edificio, tanto por análisis previos, como por la mejora de los índices acústicos exigibles por la normativa española (CTE-DB HR).

Análisis y actuaciones abordada para uso y tratamiento de materiales

Se ha realizado un Estudio de Materiales de Bajo impacto ambiental a prescribir en el edificio, resultando la prescripción de aislamientos térmicos y ventanas del edificio con la Declaración Ambiental del Producto (DAP).

Los objetivos de reutilización, reciclado u otra forma de valorización se corresponden a más del 80% (en peso) del RCD total generado en obra.

Se diseñan correctamente los Depósitos de Residuos Reciclables del edificio, incluyendo la instalación de una compactadora para reducir el volumen de residuos que genera el edificio.

Durante la fase de obra se ha realizado un Estudio de la Gestión de los Residuos en Obra, lo que ha permitido conseguir un elevado % de reutilización y reciclaje de los residuos generados ya que se han instalado depósitos de residuos reciclables para la explotación del edificio separando los residuos en función de sus procesos de reciclabilidad.

Beneficios económicos y ambientales con certificaciones como BREEAM

La Torre Iberdrola es un ejemplo dónde podemos ver la importancia de iniciar el proceso de certificación ambiental desde la fase de proyecto, solo de esta forma podremos optimizar los costes económico y sus resultados. Igual de importante es tener un retorno por parte de las personas usuarias del edificio. Recordando que construimos para personas finales, y nuestro objetivo principal tiene que ser su bienestar, su salud a costa de un mínimo impacto ambiental.

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *